Archivo de la etiqueta: organización

Coaching para Emprendedores

Disciplina, inteligencia emocional, enfoque y productividad, las claves para desarrollar tu propia empresa.

Para muchos, tener un negocio o empresa propios es uno de los objetivos más importantes en la vida profesional. Para lograrlo, seguir una estrategia de coaching puede contribuir a conseguir esa meta de una forma más efectiva. Te presentamos cuatro pasos del proceso de coaching para emprender, según nuevosemprendedores.net.
Autodisciplina

Es el control de la fuerza de voluntad. Muchas personas suelen afirmar que no la tienen, pero lo afirman para justificar su incapacidad para alcanzar una meta. La clave para mantener constante la fuerza de voluntad es la autodisciplina, que se relaciona directamente con la motivación.

Por ello, motivarse a uno mismo y a los demás es básico para reforzar tu fuerza de voluntad cada día y no renunciar a conseguir tus metas a la mitad del camino.

La autodisciplina es enmarcada por los coachs dentro de un concepto más amplio, el de la inteligencia emocional.
Enfoque

La falta de enfoque es la razón principal que impide lograr el objetivo de llevar a la realidad tu propio negocio. La concentración y el enfoque fijo en tus metas es lo que permite seguir un camino sin desviarse de su finalidad. El antiguo proverbio sufí afirma: “Allí donde está tu atención, allí estás tú”. Si no pierdes el enfoque, tienes más posibilidades de dar en el blanco y conseguir tu objetivo.

La creatividad, las ideas, y los recursos y habilidades son las flechas que quieres disparar hacia tu objetivo de crear tu propio negocio.

En una sociedad que nos bombardea con estímulos de todo tipo, imágenes, sonidos, televisión, publicidad y otros desvían nuestra concentración y pueden provocar que perdamos enfoque. Por eso, cuando tu atención está desenfocada no avanzarás sino que te estancarás.

Los expertos en coaching aconsejan entrenar para conseguir controlar la atención, para lograr una mejor concentración y no perder el enfoque.
Inteligencia Emocional

Hay gente creativa, que goza de una buena formación profesional, pero que no logra emprender, mientras que otros, con menos herramientas, sí lo consiguen.

La explicación, según los coachs, puede estar en las emociones. Mientras que algunos se dejan dominar por ellas, otros no.

Existen emociones negativas, que limitan, pero también positivas, que nos impulsan.

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar de forma efectiva nuestras emociones, para lograr, entre otras cosas, prevenirnos de ser víctimas del miedo y la parálisis, la culpa y la frustración.

El miedo al fracaso o al éxito son rasgos que impedirán a un emprendedor lograr implantar su negocio. Sentir culpa o vergüenza al cobrar por un trabajo puede ser una señal de que las emociones están predominando sobre el pragmatismo.

Por el contrario, otras personas descubren cómo obtener más rendimientos de sus emociones. Se concentran en lo que realmente les importa y encuentran belleza en las situaciones, lo que les ayuda a resolver problemas de forma más efectiva.
Productividad

Aprovechar el tiempo previene el estrés y contribuye a disfrutar más del tiempo libre, la familia, los amigos, los hobbies etc. Determinar y aportar a cada actividad sólo la energía precisa que requiere para llevarse a cabo, priorizarlas y organizarlas contribuirá a que tengamos un desempeño más eficiente, lo que, a su vez, nos ayudará a gestionar mejor un nuevo negocio propio.

___________________________________________

Publicado en altonivel.com.mx

Como organizar tu empresa.

Muchos problemas en la empresa podrían verse solucionados con una correcta organización del trabajo diario. Evitar el caos y las dudas sobre las labores que debe desempeñar cada trabajador, es parte de un plan que debe contemplar todas las áreas de tu negocio.

Ordenar, delimitar funciones y distribución correcta del trabajo serán fundamentales a la hora de alcanzar objetivos. Por lo tanto, una buena organización es primordial a la hora de sacar adelante tu proyecto. A continuación, una serie de puntos que debes tener en consideración a la hora de organizar tu empresa.

Objetivos claros
Quien no sabe a dónde va, nunca llegará. Define misión, visión y objetivos que esperas alcanzar. Comunícalos a todos los miembros de la organización. Deben ser sencillos y precisos. Cada área, ya sea marketing, producción o finanzas, debe tener sus propias metas. Así, podrás definir funciones en concordancia con las ellas.

Control de Recursos
Examina los recursos disponibles en tu empresa, ya sean humanos o económicos, debes tener claridad de lo que dispones. Debes saber cuánto personal tienes y cuáles son sus capacidades, además de tener contabilizadas las herramientas, implementos y maquinaria de tu negocio. Con un conocimiento acabado de los recursos a tu disposición, podrás minimizar costos y tener una visión clara de los límites de producción y proyecciones.

No sólo planear
Planificar es fundamental, pero no sólo debes quedarte en eso. Recuerda que “No hay mejor teoría que una buena práctica”. Analizar y planificar en exceso puede retardar la puesta en marcha de tu empresa. Todos los días haz algo concreto, ponte tareas diarias para avanzar hacia tus metas.

Delimita tareas
Haz una lista de tareas y actividades de la empresa. Determina cuales son prioritarias, la secuencia necesaria en su ejecución y quién estará a cargo de cada una. Detalla en qué consisten, sus objetivos específicos y puntualiza su tiempo de realización.

Asignación de personal
Se cuidadoso en la asignación de personal, debe ser coherente con la dificultad y dimensión de la actividad. Define un perfil para el puesto y las funciones específicas a desempeñar. La elección de la persona idónea resultará determinante a la hora de alcanzar objetivos. Realiza la selección en base a habilidades, conocimientos y motivaciones. Por otra parte, en una empresa pequeña puede haber sólo un jefe, pero en medida que crezca, debes saber asignar mandos medios.

Adáptate
Acomoda la organización de tu empresa según los cambios del mercado, las condiciones internas de tu negocio y los avances tecnológicos. En la actualidad, es primordial adaptarse con agilidad al contexto.

Restringe gastos
Reduce gastos innecesarios. Ten un estricto control de cuentas, márgenes de ganancia, impuestos y costos. Un buen contador es imprescindible para controlar y tener claro ingresos y egresos de tu empresa. No debes gastar más de lo que ingresa, se mesurado en tus gastos y cuida el efectivo.

Redactar un Plan de Negocios te ayudará con todos los puntos antes expuestos, te exigirá plasmarlos y ordenarlos, lo que te traerá grandes beneficios si eres riguroso en su aplicación.

¿Has implementado alguna de estas medidas?