¿Eres un buen líder?

Muchos se preguntan ¿un líder nace o se hace? Las escuelas de negocios coinciden en que el liderazgo es una de las habilidades más difíciles de aprender y es una de las capacidades imprescindibles para ser un buen directivo o ponerse al frente de una empresa. Está claro que todo es más fácil si el alumno ya tiene intrínsecas ciertas cualidades en su forma de ser, sin embargo todo se puede mejorar y existen trucos para ayudarte a liderar y convertirte en un profesional seguro de sí mismo.

  • Motiva a la gente con la que trabajas: es imprescindible que alientes a la gente con la que trabajas. Ellos son los engranajes de la empresa y si no les motivas, su productividad puede resultar afectada.
  • No temas al fracaso: un buen líder ha de saber mirar hacia delante. Es cierto que antes de tomar una decisión has de sopesar los pros y los contras, pero debes decidir sin miedo al fracaso. El que no arriesga no gana.
  • Sé comunicativo: hablar con tus empleados es fundamental tanto para informarles de la situación de la empresa como para que vean de qué forma contribuyen a ello. El directivo no sólo se debe centrar en mandar sino que también ha de hacer ver a sus empleados el papel que juegan en la buena (o mala) marcha de la empresa.
  • Hazte responsable de tus decisiones: no culpes a los demás de algo que hayas hecho mal tú. Cuando eso ocurra mira hacia delante y busca la forma de subsanar el error. Cuando el error sea de otro intenta ayudarle a buscar la solución y hazle ver que la culpa ha sido suya sin avasallarlo.
  • Aprende a ser un ejemplo: has de ser un ejemplo en el que los trabajadores quieran verse reflejados. Si tú mismo no demuestras y aplicas lo que proclamas ¿qué credibilidad tendrás entre los trabajadores?
  • Aprovecha las habilidades de tus empleados y hazles partícipes: seguro que las personas con las que trabajas tiene habilidades que no has aprovechado. ¿Les has dado alguna oportunidad para que lo demuestren? Muchas veces nos rodeamos de personas muy cualificadas a las que ni siquiera se les da la oportunidad de demostrar lo que valen.
  • Supervisa las tareas: es fundamental que como jefe supervises la labor de los demás. Verifica que las tareas se realizan y haz un seguimiento del trabajo de cada empleado. Pon metas individuales y comunes y supervisa si llegan a ellas, además de ayudarles a conseguirlas.
  • Trabaja en equipo: cada uno tiene una tarea, pero esas tareas tiene un fin común, por eso es imprescindible que concibas el trabajo como algo que se hace en conjunto. La comunicación entre las partes y la coordinación de las tareas te ayudarán a conseguir los objetivos si coordinas bien a tu equipo.
  • Sopesa pros y contras: antes de tomar una decisión debes calcular las ventajas y los inconvenientes, además de calcular cómo va a repercutir esa decisión en todos los ámbitos.

Claves para realizarse profesionalmente.

Hoy día hay miles de herramientas para ayudarnos a ser cada vez más eficientes y eficaces en lo que hacemos, para realizarnos profesionalmente, convertirnos en alguien que valora el trabajo y transmite optimismo y ánimo a sus compañeros. Esto es la realización profesional.

Sentirse realizado es sentirse bien con las metas alcanzadas, haber superado los fracasos y sentirnos útiles.

Con el paso del tiempo, vamos sintiendo que nuestras experiencias profesionales nos hacen sentirnos cada vez más fuertes y capaces de lograr más y mayores metas.

Las claves son estas:

Objetivos claros

Siempre tenemos que saber hacia donde queremos ir, a donde queremos llegar, cual es nuestra meta. Pero hemos de saber que la vida nos pondrá siempre escenarios diferentes a los que imaginamos cuando diseñabamos nuestro plan.

No importa los escenarios que nos ponga la vida, debemos hacer nuestro plan y modificarlo tantas veces sea necesario sin mutilar nuestros sueños y con objetivos cada vez más claros.

Fe en nuestras metas y en nosotros mismos

La fe es tan necesaria como es necesario creer en lo que todavía no hemos visto. La fe nos impulsa, nos anima y nos mueve a no desistir en nuestras empresas.

Debemos creer en nosotros, en nuestra capacidad de realización y en lo que aún no hemos logrado ser. Creer que si otros lo han hecho nosotros también podemos hacerlo o que aunque nadie lo haya hecho nunca, podemos conseguirlo igual. Y que en caso de no lograrlo, habremos ganado al menos el conocimiento y la experiencia.

Disciplina y orden

El cerebro humano se resiste a la idea de que debe establecer un orden y seguirlo de manera disciplinada.

Creemos que merecemos todo porque tenemos un título colgado en la pared. Sin embargo, no cumplimos con las tareas básicas y las responsabilidades elementales como la puntualidad, el compromiso, el trabajo en equipo, la colaboración, etc.

Formación

Debemos darnos cuenta de que es posible que no estemos avanzando en lo que hacemos porque nos falta formación, no investigamos ni aprendemos cosas nuevas. Nos pasamos el día haciendo sólo tareas rutinarias y cuando no entendemos algo, preferimos preguntar a alguien más.

Hoy en día el conocimiento está mucho más al alcance de nuestras manos. Las redes de información son más amplias y dinámicas y, si bien es cierto que son más susceptibles al error y la falsedad, no es menos real la riqueza del debate y los aportes que se recogen a nivel mundial de la misma.

No tenemos excusa para aprender.

Esto es una carrera, y mientras tu estas parado otros toman la mejor parte del pastel aprovechando cada migaja de conocimiento a su favor.

Tiempo y paciencia

Todos los procesos necesitan un tiempo de maduración. Se paciente y espera el tiempo necesario, no te precipites en decisiones de las que luego puedes arrepentirte.

Disfruta con lo que haces

No vale la pena amargarse, sufrir, estresarse, airarse, desesperarse.

Lo mejor que podemos hacer es interpretar nuestra parte del guión y esperar. Si hay un cambio de papeles entonces tomar el nuevo guión.

Es inútil tratar de cambiar el papel, o creer que la realidad nos esperará sentada, o irá a nuestra velocidad. Somos nosotros quienes debemos marchar al ritmo que impone la realidad y demostrar que somos lo suficientemente para mantener nuestros sueños a pesar de todo.

¿Que tenemos que tener en cuenta al abrir una empresa?

En los últimos años el incremento de personas que abren una empresa propia o emprenden un nuevo negocio ha aumentado, pero muchos no saben el cómo y los pasos a seguir para tener éxito en la nueva aventura empresarial y cuales son los riesgos a tener en cuenta. A continuación les detallo algunos puntos a tener en cuenta.

1. Ofrecer un servicio adaptado al cliente.

Un cliente satisfecho contento regresa siempre, es imprescindible, importante que lo que la empresa le ofrezca (producto o servicio) sea lo que la otra persona busca.
Es por ello que nuestra oferta tiene que adaptarse a sus necesidades.

2. Analizar al resto de las empresas competidores.

Debemos de estudiar los precios, que ofrecen y como lo hacen realizar un estudio de mercado, es allí donde nosotros ponemos la diferencia aportando algo distinto a los demás Las estrategias de ventas deben ser agresivas e innovar dentro de nuestras posibilidades. Marquemos las diferencias con el resto de las empresas emprendedoras.

3. Analizar bien el entorno en el cual nos movemos.

Es imprescindible tener un estudio previo de todas aquellas empresas que ofrecen el mismo producto o servicio que nosotros y pueden ser competencia en el más breve plazo.

4. No hacer gastos innecesarios.

Dentro de los primeros meses gastar solamente en lo imprescindible para empezar. Los que gastemos hoy, lo podemos necesitar mañana.

5. Reserva financiera.

Nos hará falta en los momentos en lo que estemos pasando mal y necesitemos hacer frente a los pagos. Ahorrar siempre es bueno.

6. Estudiar bien el momento más adecuado para empezar a emprender.

No es lo mismo vender en una época del año (Diciembre) que en otra, depende también mucho del producto.

7. Negociar con los proveedores.

El éxito de las empresas es que tengamos rentabilidad, generemos ganancias y para ello la materia prima no debe ser cara. Es importante buscar el proveedor que nos ofrezca el mejor precio y negociemos con varios a la vez. Debemos de exigirles plazos de entrega, mediante un contrato y en caso no cumplan asumir una penalidad.

Escrito por José Darío Dueñas Sánchez

Antiguo Alumno del Master en Dirección de Comercio Internacional de ISEAD Business School

Ocho consejos para financiarte un MBA.

Lo has decidido. Después de meditarlo has comprendido que lo que necesita tu carrera es un MBA y lo tienes claro, vas a realizarlo. Suelen ser estudios que abren muchas puertas y que dotan tu currículum de una formación diferencial pero que son caros. Por este motivo, y para ayudarte en la tarea económica de estudiar un MBA, te dejamos una serie de consejos para financiarte estos estudios de postgrado.

-         Ahorra antes. Quizás es el consejo más obvio pero también el más efectivo. El proceso de decidir que quieres estudiar un MBA y, concretamente cuál de ellos suele ser largo, sobre todo en aquellos en los que te piden experiencia previa, como los Executive MBA. Aprovecha ese periodo para empezar a ahorrar.

-         Ahorra en moneda local. Si tienes previsto realizar el MBA en un país diferente del tuyo y que tenga otro tipo de moneda, ahorra directamente en esa divisa. De esta manera evitarás las posibles fluctuaciones de moneda y te generará algunos intereses que, seguro, te vendrán bien.

-         Deduce los impuestos. Tanto si estudias un master online o presencial, en algunos países destinar dinero a los estudios tiene deducciones fiscales. Infórmate al respecto y tenlo en cuenta.

-         Becas. Existen becas parciales o totales para realizar un MBA, a través de organismos internacionales, nacionales o fundaciones privadas.

-         Apoyos empresariales. Si estás actualmente trabajando infórmate si tu empresa ofrece apoyos económicos para cursar un MBA. Algunos suelen hacerlo especialmente para sus directivos medios y altos que estudien. Cada vez mas empresas utilizan los créditos sociales (a través de Fundación Tripartita) para ayudar al estudio de sus empleados.

-         Créditos de los bancos. Muchos bancos ofrecen préstamos con condiciones ventajosas si se destinan a los estudios. Una vez realizado el MBA, los sueldos suelen incrementarse bastante por lo que la devolución será más holgada.

-         Bolsa de ayudas de las escuelas. Las mejores escuelas internacionales quieren atraer a los mejores talentos, así que no se pueden permitir perderlos solo porque esa persona no pueda costearse los estudios. Si tienes un gran expediente, pregunta en la escuela donde has decidido formarte. En nuestro caso, disponemos de las becas FATEP que pueden llegar a cubrir hasta un 50% del coste del master y que puedes pedir en el formulario de admisión.

-         Combina todos los consejos previos. Para no sufrir por el aspecto económico es ideal que ahorres previamente, solicites becas de organismos o instituciones y estés al corriente de las deducciones fiscales. Si además la empresa donde trabajas, coste una parte o la totalidad del master, mejor que mejor.

Renovarse o morir.

Para terminar el día de hoy os dejo esta historia que me ha contado una futura alumna de ISEAD y de la cuál podemos aprender mucho. Se llama el Cuento de la Vida o la Vida del Águila, pero yo la he querido llamar Renovarse o Morir, y veréis porque.

El águila es el ave de  longevidad entre las criaturas de su especie. Vive 70 años. Pero para alcanzar esa edad, al llegar a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión; sus  están apretadas y flexibles y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva, apuntando contra el . Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas, gruesas.

¡Volar se le hace ya muy difícil!

Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que dura 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir desgarrarlo y arrancarlo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Después de cinco meses, emprende su vuelo de renovación y ¡a vivir 30 años más!

Renovarse o morir, parece decirnos esto ¿verdad? La situación laboral actual nos empuja cada vez mas a esta premisa, Renovarse o Morir, o te actualizas, te mueves, cambias, avanzas, mueres profesionalmente hablando.

Una de las herramientas mas importantes para la Renovación Profesional es la formación, y desde ISEAD intentaremos ayudaros en esta renovación cada vez mas necesaria.

Como organizar tu empresa.

Muchos problemas en la empresa podrían verse solucionados con una correcta organización del trabajo diario. Evitar el caos y las dudas sobre las labores que debe desempeñar cada trabajador, es parte de un plan que debe contemplar todas las áreas de tu negocio.

Ordenar, delimitar funciones y distribución correcta del trabajo serán fundamentales a la hora de alcanzar objetivos. Por lo tanto, una buena organización es primordial a la hora de sacar adelante tu proyecto. A continuación, una serie de puntos que debes tener en consideración a la hora de organizar tu empresa.

Objetivos claros
Quien no sabe a dónde va, nunca llegará. Define misión, visión y objetivos que esperas alcanzar. Comunícalos a todos los miembros de la organización. Deben ser sencillos y precisos. Cada área, ya sea marketing, producción o finanzas, debe tener sus propias metas. Así, podrás definir funciones en concordancia con las ellas.

Control de Recursos
Examina los recursos disponibles en tu empresa, ya sean humanos o económicos, debes tener claridad de lo que dispones. Debes saber cuánto personal tienes y cuáles son sus capacidades, además de tener contabilizadas las herramientas, implementos y maquinaria de tu negocio. Con un conocimiento acabado de los recursos a tu disposición, podrás minimizar costos y tener una visión clara de los límites de producción y proyecciones.

No sólo planear
Planificar es fundamental, pero no sólo debes quedarte en eso. Recuerda que “No hay mejor teoría que una buena práctica”. Analizar y planificar en exceso puede retardar la puesta en marcha de tu empresa. Todos los días haz algo concreto, ponte tareas diarias para avanzar hacia tus metas.

Delimita tareas
Haz una lista de tareas y actividades de la empresa. Determina cuales son prioritarias, la secuencia necesaria en su ejecución y quién estará a cargo de cada una. Detalla en qué consisten, sus objetivos específicos y puntualiza su tiempo de realización.

Asignación de personal
Se cuidadoso en la asignación de personal, debe ser coherente con la dificultad y dimensión de la actividad. Define un perfil para el puesto y las funciones específicas a desempeñar. La elección de la persona idónea resultará determinante a la hora de alcanzar objetivos. Realiza la selección en base a habilidades, conocimientos y motivaciones. Por otra parte, en una empresa pequeña puede haber sólo un jefe, pero en medida que crezca, debes saber asignar mandos medios.

Adáptate
Acomoda la organización de tu empresa según los cambios del mercado, las condiciones internas de tu negocio y los avances tecnológicos. En la actualidad, es primordial adaptarse con agilidad al contexto.

Restringe gastos
Reduce gastos innecesarios. Ten un estricto control de cuentas, márgenes de ganancia, impuestos y costos. Un buen contador es imprescindible para controlar y tener claro ingresos y egresos de tu empresa. No debes gastar más de lo que ingresa, se mesurado en tus gastos y cuida el efectivo.

Redactar un Plan de Negocios te ayudará con todos los puntos antes expuestos, te exigirá plasmarlos y ordenarlos, lo que te traerá grandes beneficios si eres riguroso en su aplicación.

¿Has implementado alguna de estas medidas?

Última semana para acceder al MBA Online de IEBS

Estamos en la última semana para hacer el proceso de admisión al MBA Executive Online .

Sino no sabes aún como funciona el proceso de admisión aquí te lo contamos:

Para iniciar la admisión al MBA el alumno tiene:

1. Enviar cumplimentado el formulario de solicitud de admisión que tenéis en este enlace.

Una vez recibido el formulario, se procede a realizar un Análisis del perfil del candidato con el objetivo de conocer datos relevantes del candidato así como su trayectoria formativa y profesional.

Después del Análisis de la información, un Asesor del Área de Admisiones se pone en contacto con el candidato para aclarar todas sus dudas y concertar una cita para la entrevista posterior.

En la fecha indicada el candidato es entrevistado por un Asesor del Área de Admisiones a fin de confirmar que dicho perfil se adecua al Máster solicitado.
Asimismo la entrevista permite comprobar que el candidato cuenta con las capacidades necesarias para cursar dicho programa.

Durante la entrevista se confirman datos académicos, profesionales y motivacionales que permiten ampliar la información sobre el candidato. Esta información conduce no sólo a la decisión final sino que permite asesorar al candidato sobre la orientación formativa que ha escogido.

Una vez realizada la entrevista, el Asesor de Admisiones elabora un informe que transmite al Comité de Admisiones que es el Órgano encargado de resolver la candidatura.

El Comité de Admisiones analiza el informe presentado por el Asesor así como toda la información que se dispone de él y determina la admisión o no del candidato.

La decisión tomada por el Comité es comunicada vía mail al candidato en los días posteriores a la entrevista. Posteriormente el Asesor de Admisiones contactará con él para comentar los aspectos que el candidato requiera.

En ese caso tendrá 15 días para aceptar las condiciones otorgadas. De no ser así, la beca se pondrá a disposición de otro candidato.

MBA, la opción preferida por los estudiantes potenciales de escuelas de negocios.

Los master MBA son cada vez más populares entre aquellas personas que buscan mejorar su carrera profesional. Según el Consejo de Admisión de Postgrado en Administración de Negocios (GMAC), está surgiendo un nuevo segmento de población de estudiantes potenciales que se decanta por este tipo de titulación. Para llegar a esta conclusión, el Consejo realizó una encuesta.
Este estudio indica que el 55% de los encuestados están interesados únicamente en realizar un MBA, intención que se ha mantenido en los últimos tres años. Desde el GMAC argumentan que los estudiantes potenciales de hoy en día están más preparados y tienen mucha más información, así como diferentes opciones, a la hora de aumentar su formación. Esto hace que valoren más posibilidades, como cambiar de país para estudiar un master MBA o ahorrar durante tiempo para poder costeárselo.
De hecho,el tema económico es uno de los que más preocupa a los más de 56.000 encuestados. La mayoría de ellos admitió que actualmente encuentran más dificultades a nivel económico para acceder a un master MBA que hace tres años. Además, los estudiantes potenciales indican que para costearlo recurrirán antes a ahorros personales o apoyo familiar que a préstamos, donaciones u otro tipo de ayudas. Aún así la mayoría considera que el MBA es una inversión de futuro y que el esfuerzo quedará compensado con un mejor puesto de trabajo.
En ISEAD queremos ayudar a solucionar este tema con las Ayudas al Fomento de la Formación Telemática entre ciudadanos europeos.
Las becas y ayudas se otorgarán en riguroso orden cronológico de solicitud, atendiendo a criterios de Mérito y Necesidad, para lo cuál se aportará Titulación Académica, Currículum Vitae, situación económica y carta de motivación.
Sólo podrá garantizarse su plaza, si una vez concedida la beca o ayuda, se hace efectiva la reserva de plaza o preinscripción en el Master.
El plazo para ejercitar la beca o ayuda concedida expira tras los 15 días posteriores a su concesión, para no causar posibles perjuicios a otras personas que quieran aspirar a la misma.
Puedes pedir una beca solicitando la admisión al MBA a través de este enlace.

Blog MBA Executive Online