Las cuatro generaciones de profesionales en una empresa

En toda empresa conviven profesionales muy diversos, desde jóvenes que se enfrentan a su primer empleo y llegan cargados de energía hasta expertos que siguen rigiéndose por normas estrictas. Aunque estas diferencias puedan parecer a simple vista un motivo de discordia, la unión de las distintas generaciones empresariales puede ser muy beneficiosa para la compañía, permitiendo obtener diferentes enfoques y mentalidades.

Para evitar posibles conflictos, es necesario conocer a fondo cómo es cada una de estas generaciones y saber qué papel desempeñan en una empresa. Así, según un estudio de Randstad, la mentalidad de estas generaciones está muy influida por la época en la que les ha tocado vivir. Por ello, será necesario que el líder comprenda la situación de jóvenes y mayores y saque partido de todos sus trabajadores si quiere lograr sus metas.

En toda empresa se distinguen cuatro generaciones de profesionales:

- Newton o Generación Z. Son los más jóvenes de la empresa y por tanto los más concienciados con las nuevas tecnologías e Internet. Además de haber estudiado una carrera universitaria tienen formación superior especializada en distintas áreas profesionales. Entre sus defectos, les cuesta recibir órdenes arbitrarias o autoritarias de sus superiores y quieren conseguir los resultados rápidamente.

- Generación Y. Estos profesionales son esenciales para la motivación del trabajo en equipo. Destacan por su optimismo y sus ganas por aportar nuevas ideas y colaborar con el resto de compañeros. Además, suelen ser multifuncionales y tienen un gran respeto por la autoridad.

- Generación X. Tienen una gran experiencia profesional a sus espaldas. Se trata de profesionales escépticos, independientes y pragmáticos que no temen a los directivos y suelen chocar con ellos bastante. Además, necesitan un equilibrio entre su vida laboral y personal.

- Baby Boomers. Al igual que los profesionales de la Generación Y, son personas muy optimistas que están muy preparados tanto para servir a otros como para guiar y orientar al resto del equipo. Además también cuentan con larga experiencia, aunque quizás por ello suelen tener una relación amor-odio con su jefe.

Cómo conseguir una promoción en tu trabajo

Si crees que ya va siendo hora de ser promovido en tu empresa pero aún no lo has logrado, el portal Real Simple ha publicado una serie de consejos que te ayudarán a alcanzar la promoción en tu trabajo.

1. Habla con tu jefe y dile en qué se equivoca. Algunos jefes disfrutar cuando alguien inteligente desafía sus pensamientos. Esto no significa que debas cuestionar todo lo que dice tu jefe, sino que cuando discrepes con él sobre algunos puntos y tengas un pensamiento formado al respecto, seas capaz de decírselo directamente. Lo valorará de manera positiva.

2. Explica las malas noticias primero. A los jefes no les gusta que les cuentes lo fantástico que eres, prefieren que les expliques qué está saliendo mal o q lo que es más importante, qué estás haciendo para solucionarlo. Como buen empleado debes mantener al tanto de todos los problemas serios que suceden en la oficina a tu jefe. Esto te permitirá por un lado demostrarle que están al tanto del problema y de lo que pasa en tu departamento y que estás  trabajando para resolverlo. Y, por otro, darle tiempo para que busque su propia solución.

3. No traslades tus dramas al jefe. Guárdate las quejas.  En el trabajo no todo va a ser de color rosa. Probablemente deberás trabajar con diferentes personas y en situaciones que no son las ideales. Aunque esto te suponga un problema, no lo traslades a tu superior. Recuerda que tu trabajo  consiste en hacer su vida más fácil.

4. Sonríe. Aunque te encuentres sobrecargado de tareas, lo mejor que puedes hacer es respirar profundamente, mostrar una sonrisa  agradecer por la oportunidad que te han dado. Para tu jefe será bueno creer que disfrutas de tu trabajo.

Liderazgo. Tipos, estilos y enfoques para el líder

La importancia de un buen liderazgo para que las personas, individual y colectivamente, puedan rendir dependen de las conductas de liderazgo del director, en gran medida, la motivación y la autoconfianza de los que dependen de él, así como el estrés y la cohesión del grupo, variables todas ellas de enorme trascendencia para optimizar el rendimiento.

Un líder puede utilizar distintos estilos para liderar.

Cualquiera que sea el estilo de liderazgo, básicamente se tienen en cuenta tres enfoques:

- Prioridad en el rendimiento o en la persona.

- Grado de participación de los liderados.

- Forma de guiar a los liderados.

Prioridad en el rendimiento o en la persona

Esta dimensión refleja un aspecto de muchísima importancia en el liderazgo. Tú objetivo como líder debe centrarse en encontrar el equilibrio adecuado entre ambas parcelas: una sensibilidad por las personas que favorezca que el día a día resulte agradable y estimule a involucrarse en los proyectos conjuntos, pero que no eclipse los objetivos de rendimiento.

Si la sensibilidad por la persona predomina sobre el rendimiento, el equipo corre el riesgo de caer en un acomodamiento que le impedirá progresar, pero por otro lado, preocuparte por las personas y fomentar una buena relación social son factores importantes para que el grupo se sientan a gusto y trabaje mejor.

A través de mucha sensibilidad por las personas se llega mejor al rendimiento que estableciendo otra prioridad. Un líder debe aprender a combinar ambos estilos de liderazgo.

Participación de los liderados

¿En qué medida participan las personas a las que lideras?, ¿Nada?, ¿Sólo les informas?, ¿les consulta?, ¿les involucra en el proceso de toma de decisiones?, ¿les delegan cometidos?…

Un liderazgo más autocrático, implica una mínima participación. Si tú como director, dices lo que hay que hacer y dejas poco o ningún margen para la iniciativa personal, tu equipo finalmente, se acostumbrará a que les indiques tanto el camino a seguir, que incluso temerán tomar decisiones.

En el otro extremo está la delegación “Hazlo tú”. Si trasladas la responsabilidad a una o varias personas de tu equipo y le das más o menos poderes para actuar. Esto no quiere decir que te desentiendas, pero sí que cedes el control a otra persona. Pero hay que tener en cuenta un aspecto muy importante en la delegación, y es delegar responsabilidades en la persona que verdaderamente los pueda asumir.

¿Qué grado de participación es mejor?

Dependerá de las circunstancias que estén presentes y de las características de las personas involucradas.

Tu habilidad como director debe consiste en combinar distintos grado de participación. Tu objetivo debe ser involucrar a las personas lideradas dándoles responsabilidades y respetando su espacio, pero transmitiéndoles, al mismo tiempo, que estás ahí asumiendo tu responsabilidad de mando, y que cuando hace falta, “no te tiembla el pulso”.

Guía a los liderados

¿Cómo guías a tus liderados?

En relación con conceder una mayor o menor participación, se sitúa el “cómo guía”, cómo conduces a las personas que lideras.

- Una forma de guiar es establecer y evaluar objetivos. Mediante el establecimiento, el camino a seguir queda señalado, mediante la evaluación periódica, compruebas cómo van las cosas y, a partir de ahí, decides la actuación siguiente.

- Otras veces, el líder guía informando. No necesariamente para decir lo que hay que hacer. También informas de aspectos que consideras relevantes para que tus empleados realicen su tarea. A partir de ahí, cada uno se dedica a su cometido.

- Otra manera es a través del propio ejemplo. Tu comportamiento es el adecuado a imitar. Comportamiento por imitación. Y en relación con esto, se establece un “feedback” o “reconocimiento por tu parte a los liderados”.

El feedback (dar y recibir) es otra forma de guiar. Ya que relacionado con éste, está el elogio o el reconocimiento. Si refuerzas los comportamientos correctos, estas señalando, qué debe repetirse, por dónde se debe ir.

Tu habilidad de líder consiste en combinar estas variantes en función de las circunstancias presentes y las características de las personas que están a tu cargo. En realidad, consiste en que tengas la habilidad para elegir el estilo más apropiado en cada caso.

Como norma general, es conveniente que utilices todos los estilos participativos, reservando el autocrático para los momentos en los que resulte imprescindible. De esta forma motivarás más a las personas a tu cargo, y tendrás “en la reserva” una herramienta poderosa (el estilo autocrático), que podrás utilizar con mayor eficacia cuando te haga falta.

Publicado por Carolina Hernández Vega en gestiopolis.com

Haz el proceso de selección del MBA Executive Online de ISEAD antes de irte de vacaciones.

Estamos en la última semana para hacer el proceso de admisión al MBA Executive Online de ISEAD Bussines School para conseguir un 10% de descueto adicional por matricula anticipada.

Además recuerda que disponemos de becas que cubren hasta el 50% del coste del master.

Sino no sabes aún como funciona el proceso de admisión aquí te lo contamos:

Para iniciar la admisión al MBA el alumno tiene dos opciones:

1. Enviar cumplimentado el formulario de solicitud de admisión que tenéis en este enlace.
2. Enviar un formulario de solicitud de información y comunicar el interés por iniciar el proceso a través del enlace.

Una vez recibido el formulario, se procede a realizar un Análisis del perfil del candidato con el objetivo de conocer datos relevantes del candidato así como su trayectoria formativa y profesional.

Después del Análisis de la información, un Asesor del Área de Admisiones se pone en contacto con el candidato para aclarar todas sus dudas y concertar una cita para la entrevista posterior.

En la fecha indicada el candidato es entrevistado por un Asesor del Área de Admisiones a fin de confirmar que dicho perfil se adecua al Máster solicitado.
Asimismo la entrevista permite comprobar que el candidato cuenta con las capacidades necesarias para cursar dicho programa.

Durante la entrevista se confirman datos académicos, profesionales y motivacionales que permiten ampliar la información sobre el candidato. Esta información conduce no sólo a la decisión final sino que permite asesorar al candidato sobre la orientación formativa que ha escogido.

Una vez realizada la entrevista, el Asesor de Admisiones elabora un informe que transmite al Comité de Admisiones que es el Órgano encargado de resolver la candidatura.

El Comité de Admisiones analiza el informe presentado por el Asesor así como toda la información que se dispone de él y determina la admisión o no del candidato.

La decisión tomada por el Comité es comunicada vía mail al candidato en los días posteriores a la entrevista. Posteriormente el Asesor de Admisiones contactará con él para comentar los aspectos que el candidato requiera.

Si el candidato ha sido beneficiado con una de las becas de ISEAD recibirá la comunicación de la misma en el mail de aceptación al programa.

En ese caso tendrá 15 días para aceptar las condiciones otorgadas. De no ser así, la beca se pondrá a disposición de otro candidato.

Brindemos por la crisis

No me he vuelto loco ni, creo, me falta sensibilidad para entender que usted puede haber perdido el empleo por la crisis. Que su empresa puede estar pasándolo muy mal. Sé que es muy difícil trabajar más para conseguir menos. En un entorno de incertidumbre y de pesimismo.

Mi invitación al brindis ni siquiera tiene la intención de celebrar el hecho de que las crisis suelen dar a las personas y a las instituciones su valor real. En épocas de bonanza todo se vende, todo vale, todo se permite. Ahora es diferente. Supongo que esta crisis nos permitirá aprender de los errores, hacernos más fuertes, más sabios. Si no lo hacemos, ya no será por culpa de la crisis, sino nuestra.

No. En realidad, mi invitación al brindis tiene otra finalidad. Mas inmediata. Más práctica. Más cercana. El brindis es una celebración de alegría compartida. Justo lo que necesitamos ahora. Lo que nos puede diferenciar. Una celebración que nos puede hacer mas atractivos, más deseables, mas competitivos.

Seamos sinceros: estamos obsesionados por la crisis. Quejas, lamentos, críticas, … Tiempo y energía desperdiciados. Claro que es natural, que nos sale sin querer, que estamos sufriendo. Pero es natural… hasta cierto punto. El punto en que tanta queja nos oscurece, nos frustra, nos convierte en patéticos objetos de lástima.

¿Que no hay nada que celebrar? No estoy de acuerdo. Hemos perdido mucho, sí, pero tenemos muchas cosas más que mantener y ganar, por las que sentirnos felices. Estamos vivos, somos la generación mejor preparada de la historia, tenemos la mejor imagen de marca como país en siglos…

Pero, fundamentalmente, a las personas nos gusta rodearnos de gente positiva. De buenas sensaciones. Por todo ello, siempre que se haga con sensibilidad y responsabilidad, me permito hacerle propuestas de celebración: En su empresa, haga fiestas. Las personas necesitamos alegría (el mejor caldo de cultivo para la creatividad).

Se trata de encauzar nuestra energía hacia la resolución de problemas. Sentir un entorno estimulante

Créame, no hace falta mucho dinero para hacer una fiesta. Si antes las hacía en una discoteca, ahora hágalas en un parque de su ciudad. Si antes era el foie lo que se consumía, use ahora panchitos. Pero celebre.

Si es usted un profesional, en activo o en paro, no transmita sus frustraciones, sus críticas. Si realmente se quiere diferenciar transmita simpatía y entusiasmo.

Si es usted un gestor de personas, limite transmitir sus quejas a sus colaboradores. Simplemente, no las necesitan. Usted es un líder. No deje que su gente le llore. Están perdiendo el tiempo.

Se trata de encauzar nuestra energía hacia la resolución de problemas. Tener mejores productos y servicios, en su país o en el mundo, requiere que nuestra gente sienta estar en un entorno positivo y estimulante.

Así que brindemos por la crisis, que nos hizo mejores, más fuertes y, al fin, más alegres.

Articulo con el que estoy totalmente de acuerdo publicado por Jesús Vega en el diario Expansión.com

 

Los perfiles contables están en auge en las empresas

La crisis económica ha generado la pérdida de miles de puestos de trabajo. Sin embargo, algunos perfiles profesionales han cobrado relevancia en las empresas en estos tiempos complicados. El área de contabilidad y finanzas es la que está requiriendo nuevos perfiles, según un estudio sobre el sector realizado por Page Personnel, empresa especializada en trabajo temporal.

En la actualidad las empresas necesitan profesionales más polivalentes y con una capacidad comunicativa alta, que generen confianza y sean capaces de adaptarse a los nuevos retos y funciones. Así, las compañías valoran más las habilidades comerciales que las analíticas debido a las dificultades económicas que están atravesando.

Con respecto a los perfiles contables más solicitados, el estudio recoge que actualmente las empresas están contratando sobre todo a administrativos y auxiliares contables. Estos perfiles son más versátiles y pueden ayudar a los responsables del departamento. Asimismo, el profesional credit controller continúa en alza debido a la importancia que le están dando las empresas a la gestión de cobros.

En este sentido, ante el papel que juega en la actualidad los cobros y los pagos en las empresas, se ha producido un descenso en la contratación del perfil de Contable General, pasando de un 35% en 2011 a un 20% en estos momentos.

Las empresas que están contratando a más personal del área de contabilidad y finanzas se encuentran principalmente en los sectores de gran consumo, con un 37% de contrataciones sobre todo en el sector de la alimentación y la cosmética. A continuación, le siguen la industria (25%), energía (20%) y las tecnologías de la información (10%).

 

 

 

El e-learning, una modalidad de formación completamente afianzada

Realizar un curso online o con el método e-learning, no te obliga asistir a clase, ni a justificar tu ausencia. Pero lo cierto es que el “ya lo haré mañana” puede jugar en tu contra, por lo que es necesario que no bajes la guardia. Ya hemos publicado algún articulo con consejos para que esto no ocurra.

Aunque el e-learning es una modalidad de formación completamente afianzada y cada año suma más adeptos, lo cierto es que existe un cierto abandono. Las causas pueden ser muy diversas, pero las más habituales suelen estar relacionadas con aspectos tecnológicos, problemas técnicos,  falta de planificación del alumno,  ausencia de retroalimentación por parte del tutor, falta de motivación, escasa personalización o que el material carezca de interactividad o tenga un baja usabilidad.

Frente a estos posibles problemas, te damos unas serie de buenas prácticas para evitar el abandono de un curso online.

1. Escoger el horario más conveniente para el estudio. Escoge el momento del día en que vas a desarrollar las tareas del curso. Márcate un horario e intenta cumplirlo.

2. Debes consultar, al menos una vez al día los mensajes y actividades del curso. Esto puede ser en cualquier horario que tengas disponible, siempre y cuando lo hagas con suficiente anticipación a las fechas límite para cada actividad.

3. Es necesario respetar plazos y ritmos para no mermar la interactividad de la enseñanza. El ritmo de trabajo individual es otra de las ventajas de la formación online. Cada persona tiene diferentes ritmos de aprendizaje y en e-Learning, el alumno adapta la formación según su necesidad y tiene más oportunidad de profundizar en el tema.

4. Se necesita mucho compromiso y constancia por parte del alumno y mucha entrega para volcar todo al aula, así como realizar las actividades sugeridas en la guía de estudios.

5. Formar una comunidad de aprendizaje. Lo que significa que debes estar abierto al intercambio permanente de opiniones, trabajos cooperativos y discusiones. Una de las mejores cosas del e-learning es la interacción como parte integrada del modelo de formación.

6. Entender que el E-learning es mucho más que estudiar a distancia. Resulta ser la mezcla perfecta entre las herramientas de estudio que ofrece el ordenador y las facilidades de comunicación de internet. El alumno interactúa con sus compañeros y tutor en el chat o videoconferencia. También puede participar en blogs, listas de emails donde se plantean dudas y los temas que despiertan más interés.

7. Tener buen acceso a internet. Este punto resulta imprescindible para poder seguir este modelo de aprendizaje.

8. Hacer investigación autónoma. Sé curioso y busca información sobre los temas y compártela.

Otros contenidos de este reportaje

9. Estar preparados para trabajar de forma independiente. Esta metodología de enseñanza, mejora las habilidades de los estudiantes y los prepara para desenvolverse en entornos laborales modernos, porque se adquieren destrezas de aprendizaje y administración del tiempo.

10. Pregunta al tutor y a tus compañeros todo lo que no entiendas.

11. Motivación. Estudia con ilusión. Recuerda que no es una obligación, es algo que haces por ti, y tu futuro.

Si te gusta esta modalidad te recomendamos estas escuelas:

 

Consejos para compaginar estudios y trabajo

Cuando estás trabajando y decides embarcarte en un estudio de Postgrado, seguro que es porque le vas a sacar un beneficio profesional a medio o largo plazo, incluso a corto en muchas ocasiones, pero por otro lado esto conlleva un esfuerzo adicional y la recomendación es que dejes de lado los agobios y te organices lo mejor posible. Por eso, te ofrecemos una pequeña lista de sugerencias para que logres compaginar con éxito estudios y trabajo. Toma nota:

1. Haz uso de una agenda con calendario. Para encontrar un equilibrio entre el trabajo y los estudios elabora un calendario en el que fijes las fechas más importantes, ya sean exámenes, trabajos, o reuniones de trabajo… Así podrás ordenar todas tus actividades y saber qué tienes que hacer cada día. Eso sí, no seas muy riguroso pues tu agenda puede estar sujeta a posibles cambios.

2. Ten a mano una libreta. Tendrás tantas cosas en la cabeza que lo mejor será que las anotes por si en algún momento te falla la memoria. Te pueden surgir ideas mientras estudias sobre temas del trabajo y al contrario, apunta todo.

3. Fija tus prioridades. Aunque tengas que hacer muchas cosas, no todas serán igual de importantes. Antes de empezar la semana, repasa todo lo que tienes por delante y organízate en función de la relevancia de la tarea o los plazos de entrega. No te preocupes si al principio no puedes cumplir con todos tus objetivos, poco a poco irás organizándote mejor.

4. Consigue que tu entorno colabore. Además del trabajo y el estudio, cuando llegues a casa tienes que colaborar con las tareas del hogar. Pasar todo el día fuera hará que llegues demasiado cansado como para trabajar en casa. Habla con tus familiares para llegar a un acuerdo sobre cómo repartir las tareas entre semana.

5. Motivación. Estar ocupado todo el día conlleva agotamiento físico pero también mental, además de llevar un ritmo de vida frenético que puede acabar con síntomas como estrés. Ten en cuenta que tu salud es lo primero y sobre todo recuerda por qué estás haciendo este esfuerzo y cuáles serán sus beneficios.

 

Como evoluciona la educación en la red

Si eres de mi época recordarás aquellos maravillosos años viendo Barrio Sésamo. Además de una fuente de diversión, Barrio Sésamo se caracterizaba por su contenido educativo. ¿Quién no se acuerda del mítico cerca y lejos o de aprender las tablas de multiplicar con Espinete y sus amigos?

Barrio Sésamo fue uno de los primeros programas educativos para niños que se alejaban del método tradicional de enseñanza. Con Barrio Sésamo se sacó a la educación del libro y papel y, sin quererlo, a través de su éxito, empezó la educación en pantalla.

La intromisión de las nuevas tecnologías en nuestro día a día es tan grande que hasta ha hecho tambalear el sistema educativo, que hoy ya se ha quedado desfasado. Aprovechando esta crisis, otros métodos de aprendizaje se han hecho su propio lugar en el ámbito de la educación.

Y es que el e-Learning es hoy día un hecho, pues cada vez existen más personas que buscan formarse a través de Internet gracias a la comodidad de no tener que desplazarse para ir a estudiar. Además de estas ventajas, el e-learning permite desarrollar un método de aprendizaje personalizado, sencillo y 100% colaborativo. Este tipo de estudio que se centra en el hecho de compartir información y fomentar la participación y colaboración entre alumnos, los podemos encontrar en diferentes ejemplos de plataformas.

A pesar de su auge, son muchos los casos de abandono a mitad de curso por falta de motivación, problemas tecnológicos, mala organización por parte de los alumnos o por la ausencia de retroalimentación por parte del docente. Para estudiar a través de esta modalidad de formación con éxito hay una serie de buenas prácticas que el alumno debe tener en cuenta para evitar el abandono del curso. Y es que ya se sabe, el e-Learning es mucho más que estudiar a distancia. Sin duda, debes estar preparado para trabajar de forma independiente.

Aún así no estás del todo sólo, cuentas con la ayuda de un profesor. Con este método de aprendizaje, el profesor adquiere otro tipo de rol, convirtiéndose en guía del alumno y asumiendo otro tipo de retos y funciones, no menos importantes de las que realiza en el aula.

En cuanto a su futuro, la verdad es que sigue siendo un misterio. Las nuevas tecnologías siempre nos pueden sorprender así que no nos extrañaría que en muy poco tiempo las predicciones y tendencias pudieran cambiar. Aún así,  os podemos decir que todo apunta a que, en un futuro no muy lejano, el e-learning y las nuevas tecnologías revolucionarán de nuevo la forma de aprender haciendo que el estudio pueda considerarse sinónimo del entretenimiento.

 

Articulo publicado en Iberestudios.com

 

 

 

E-commerce, un nuevo modelo de negocio 2.0

¿Tienes previsto emprender tu propio negocio? Si barajas varias posibilidades, lo mismo te vendría bien saber que el mercado online puede ofrecerte un sinfín de nuevas posibilidades para tu nueva empresa. Una de las opciones preferidas de los emprendedores en la actualidad es el comercio electrónico, si tenemos en cuenta la proliferación de las tiendas online en Internet. Algo lógico si tenemos en cuenta que casi la mitad de los europeos ya realiza compras online, según datos de Eurostat.

Además, hay que tener en cuenta que el comercio electrónico ofrece una serie de ventajas tanto para la empresa como para los clientes. Cualquier pequeña o mediana empresa que desembarque en Internet podrá vender sus productos a un público más amplio sin limitaciones geográficas y temporales, por lo que llegarán a una cuota mayor. Los clientes, por su parte, disfrutarán de mayores comodidades a la hora de comprar.

Aquellos que se deciden por el e-commerce saben que no se trata de un trabajo fácil, el mercado es muy amplio y hay mucha competencia. Por eso es necesario fijar bien la base de tu comercio electrónico teniendo en cuenta algunas consideraciones antes de lanzarlo. Todas ellas giran en torno al producto, la estrategia a seguir, el tipo de cliente al que nos dirigiremos, la competencia…

No obstante, como en cualquier nuevo negocio, la formación académica supone un valor añadido para gestionar mejor tu empresa. Si estás interesado en los nuevos modelos de negocio 2.0 y vas a comenzar tus estudios, lo mejor será que te decantes por carreras universitarias que giren en torno al ámbito empresarial. Para los profesionales, un master o postgrado especializado en Dirección y Gestión Empresarial te permitirá añadir una formación más práctica a tus conocimientos.

Si tu futuro está en el e-commerce, no te lo pienses más y comienza a dar tus primeros pasos en el comercio electrónico.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Christian Pastrana en Iberestudios.com

Aquí un Blog de e-Commerce recomendado.

Blog MBA Executive Online