Archivos de la categoría Profesionales

Todo lo relacionado con profesionales, mejoras, coaching, rrhh, trabajo, bolsas, prácticas.

Claves para realizarse profesionalmente.

Hoy día hay miles de herramientas para ayudarnos a ser cada vez más eficientes y eficaces en lo que hacemos, para realizarnos profesionalmente, convertirnos en alguien que valora el trabajo y transmite optimismo y ánimo a sus compañeros. Esto es la realización profesional.

Sentirse realizado es sentirse bien con las metas alcanzadas, haber superado los fracasos y sentirnos útiles.

Con el paso del tiempo, vamos sintiendo que nuestras experiencias profesionales nos hacen sentirnos cada vez más fuertes y capaces de lograr más y mayores metas.

Las claves son estas:

Objetivos claros

Siempre tenemos que saber hacia donde queremos ir, a donde queremos llegar, cual es nuestra meta. Pero hemos de saber que la vida nos pondrá siempre escenarios diferentes a los que imaginamos cuando diseñabamos nuestro plan.

No importa los escenarios que nos ponga la vida, debemos hacer nuestro plan y modificarlo tantas veces sea necesario sin mutilar nuestros sueños y con objetivos cada vez más claros.

Fe en nuestras metas y en nosotros mismos

La fe es tan necesaria como es necesario creer en lo que todavía no hemos visto. La fe nos impulsa, nos anima y nos mueve a no desistir en nuestras empresas.

Debemos creer en nosotros, en nuestra capacidad de realización y en lo que aún no hemos logrado ser. Creer que si otros lo han hecho nosotros también podemos hacerlo o que aunque nadie lo haya hecho nunca, podemos conseguirlo igual. Y que en caso de no lograrlo, habremos ganado al menos el conocimiento y la experiencia.

Disciplina y orden

El cerebro humano se resiste a la idea de que debe establecer un orden y seguirlo de manera disciplinada.

Creemos que merecemos todo porque tenemos un título colgado en la pared. Sin embargo, no cumplimos con las tareas básicas y las responsabilidades elementales como la puntualidad, el compromiso, el trabajo en equipo, la colaboración, etc.

Formación

Debemos darnos cuenta de que es posible que no estemos avanzando en lo que hacemos porque nos falta formación, no investigamos ni aprendemos cosas nuevas. Nos pasamos el día haciendo sólo tareas rutinarias y cuando no entendemos algo, preferimos preguntar a alguien más.

Hoy en día el conocimiento está mucho más al alcance de nuestras manos. Las redes de información son más amplias y dinámicas y, si bien es cierto que son más susceptibles al error y la falsedad, no es menos real la riqueza del debate y los aportes que se recogen a nivel mundial de la misma.

No tenemos excusa para aprender.

Esto es una carrera, y mientras tu estas parado otros toman la mejor parte del pastel aprovechando cada migaja de conocimiento a su favor.

Tiempo y paciencia

Todos los procesos necesitan un tiempo de maduración. Se paciente y espera el tiempo necesario, no te precipites en decisiones de las que luego puedes arrepentirte.

Disfruta con lo que haces

No vale la pena amargarse, sufrir, estresarse, airarse, desesperarse.

Lo mejor que podemos hacer es interpretar nuestra parte del guión y esperar. Si hay un cambio de papeles entonces tomar el nuevo guión.

Es inútil tratar de cambiar el papel, o creer que la realidad nos esperará sentada, o irá a nuestra velocidad. Somos nosotros quienes debemos marchar al ritmo que impone la realidad y demostrar que somos lo suficientemente para mantener nuestros sueños a pesar de todo.

Renovarse o morir.

Para terminar el día de hoy os dejo esta historia que me ha contado una futura alumna de ISEAD y de la cuál podemos aprender mucho. Se llama el Cuento de la Vida o la Vida del Águila, pero yo la he querido llamar Renovarse o Morir, y veréis porque.

El águila es el ave de  longevidad entre las criaturas de su especie. Vive 70 años. Pero para alcanzar esa edad, al llegar a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión; sus  están apretadas y flexibles y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva, apuntando contra el . Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas, gruesas.

¡Volar se le hace ya muy difícil!

Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que dura 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir desgarrarlo y arrancarlo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Después de cinco meses, emprende su vuelo de renovación y ¡a vivir 30 años más!

Renovarse o morir, parece decirnos esto ¿verdad? La situación laboral actual nos empuja cada vez mas a esta premisa, Renovarse o Morir, o te actualizas, te mueves, cambias, avanzas, mueres profesionalmente hablando.

Una de las herramientas mas importantes para la Renovación Profesional es la formación, y desde ISEAD intentaremos ayudaros en esta renovación cada vez mas necesaria.